viernes, 6 de abril de 2012

Currículum: ver para creer (y para aprender)

¡Hola a todos!


Hoy quiero compartir esta entrada hablándoos de un tema que tengo en mente desde hace ya unas semanas, y del que, aunque ya he visto tratado en algún que otro blog, quiero comentaros mi experiencia: el CURRÍCULUM VÍTAE.

Ante todo quiero recordar que un CV es una presentación escueta, por lo que hay que dar la mejor imagen de uno mismo.

Hace unos meses que me leo muchos currículum a diario, y, para bien o para mal, he visto de todo. Y cuando digo de todo, es que es... DE TODO. Os voy a ilustrar esta afirmación con unos ejemplos (no los puedo poner todos porque de lo contrario, no acabaría nunca) que no creo que olvidaréis (al menos yo) fácilmente:


- Faltas de ortografía: Sí sí... ¡como leéis! Y os preguntaréis: ¿Cómo se puede escribir un currículum con faltas? Pues eso mismo me pregunto yo. Puedo entender que no lo hayas escrito en tu lengua materna, pero como he dicho antes, se trata de una presentación de ti mismo, y debe ser impecable. De lo contrario, darás una impresión bastante desfavorable que te será de poca ayuda. Como leí hace poco, el peor enemigo de uno mismo es precisamente uno mismo, y he aquí el primer ejemplo. 



- Palabras inventadas: Otra joya que leo muy a menudo. La perla que os voy a comentar es la de "madrelengua" ("traducción" del italiano madrelingua), escrita por traductores (al menos eso decían en su currículum) italianos, vocablo inexistente en español para referirse a su lengua materna. He de decir que me he encontrado MUY A MENUDO esta palabra. Una vez más, por favor, ante la duda, ¡consultad el diccionario, que para eso está y lleva poco tiempo!


- Currículum de 19 páginas: Habéis leído bien, 19 PÁGINAS. Podéis imaginaros mi cara cuando empecé a leer y vi que el documento no tenía fin. Como ya he dicho al principio, el currículum tiene que ser una presentación clara, concisa y escueta de vuestro perfil profesional. Y nada más. Puede que ocupe 2 páginas, incluso 3, pero ¿19? Eso no hay quien se lo lea, sobre todo para el departamento de Recursos Humanos, que se pasa el día leyendo currículum.


- Datos demasiado personales: Como acabo de decir, el currículum es una presentación PROFESIONAL de vosotros mismos, y no personal. Os pongo dos ejemplos que me chocaron muchísimo (reconozco que uno más que otro, y ahora veréis por qué):

  • "Estado civil: Casado y con 3 hijas": Vamos a ver, a la persona que te tenga que seleccionar, NO le importa cuántos hijos o hijas tengas o dejes de tener. Te seleccionará basándose en tu formación académica y experiencia profesional.
  • "Estado civil: Soltero (Y SIN COMPROMISO)": Yo creo que sobra cualquier comentario que pueda hacer al respecto. Simplemente os diré que se trata de un caso REAL. Añado que este candidato envió el mismo currículum 4 veces.

Atribuirse lenguas que no se dominan: He visto muchísimos casos en los que el candidato escribe en el título del correo electrónico "traductor del francés, inglés, alemán, italiano, sueco y danés (por poner un ejemplo) al español". Abro el correo, abro el archivo para leer el currículum, y en el apartado de nivel de idiomas veo: 
  • nivel de inglés: C2
  • nivel de francés: C1
  • nivel de italiano: B2 escrito pero C2 comprensión oral (claro, es que todo el mundo entiende italiano, ¡si es igual que el español, pero poniendo el sufijo -i!)
  • nivel de alemán: B2
  • nivel de sueco: B1
  • nivel de danés: A2
Total: ¿Cuántas lenguas de trabajo me había escrito que eran en un principio y cuántas son realmente? Ni la mitad. Por supuesto que se debe poner cualquier conocimiento que se tenga sobre otras lenguas, pero desde luego, ¡no pongas que son tus lenguas de trabajo si no lo son! Da muy mala imagen y sobre todo queda muy poco profesional. 


- Foto en la que la cara no se ve: La foto es recomendable pero no obligatoria en el currículum (a menos que se pida expresamente para un puesto en concreto), pero desde luego, si la pones, por favor, ¡que se vea la cara! No hace falta poner una foto donde se vea un pelo "a lo Pantene Pro-V" para que luego no se te vea. Quita mucha credibilidad.


Así que nada, estas son las pequeñas joyas de mi día a día que quería compartir con todos vosotros. La mayoría de los casos parecen chistes, pero puedo asegurar que no lo son. En cualquier caso, espero que le haya servido a alguien para aprender algo más, o para pasar un buen rato :-)

¡Un saludo!


9 comentarios:

  1. Dios...Se ven cada cosas...yo estuve 3 meses básicamente viendo CVs de traductores y me encontré también de todo. Entre los CV de franceses y belgas predomina eso de poner demasiados datos personales (Yo he llegado a leer de una señora "Casada con el agricultor Monsier Bablabla, con 2 hijos, XX y XX nacidos en 1990 y 1993", hasta fotos horrorosísimas, como la de un Sr holandés sin titulación (la formación que tenía era de cursos de música, profesor de música, clases particulares y cosas por el estilo, pero que, sorprendentemente, lleva 15 años como traductor cobrando, ¡atención! 14 cts/pal!!). Este señor tiene una página web verde fosforito con estrellitas en la que aparece junto a su mujer, sus hijos y sus perros tocando la trompeta! Podría estar todo el día citando "curiosidades". ¡Muy buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! :-)
      Desde luego, los casos que comentas no se quedan atrás... Me "alegra" saber que no soy la única que se encuentra con situaciones parecidas. Espero que con entradas como ésta, la gente se vaya concienciando de que el CV tiene que ser un documento serio, y no jauja.

      Eliminar
  2. Cuando acudo a algún seminario sobre redacción de currículums y nos cuentan cosas como las que has puesto, me pregunto a mí misma:¿Todavía hay gente que haga cosas así?

    Pero aún me parece más grave en nuestra profesión... ¿Un CV de un traductor con faltas de ortografía? ¿Pero qué clase de servicios ofrecerá esta persona si la contrato? Es como si un informático redactara su currículum en word y para centrar el texto utilizara la barra espaciadora (¡¡Se han visto casos!!)

    Concluyo ya que me voy por las ramas, me parece perfecto que todavía haya gente que dé buenos consejos sobre cómo redactar un currículum, ¡ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, sí que hay gente que sigue haciendo esas cosas. Me gusta la comparación que haces con los informáticos, porque tienes toda razón :-)
      ¡Gracias por los ánimos!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Woops, no sé qué ha pasado, copio y pego:

      Me sorprende que a pesar de la gran cantidad de avances que se han conseguido en cuanto a comodidad (es decir, el corrector de Word), ¡siga habiendo faltas de ortografía! Y me choca más que vengan de un traductor... Recuerdo que en primero de carrera teníamos una asignatura de Español en la que si se cometía una única falta ortográfica se suspendía el examen/trabajo.

      En cuanto a lo de la excesiva información personal, la única razón que se me ocurre es que a veces antes te pedían que pusieses en el CV si tenías hijos o estabas casado/a para pensárselo dos veces antes de contratarte. Temas de bajas por maternidad y demás... Aunque eso ahora no se solicite, recuerdo que cuando estuve de Erasmus en Bruselas y buscaba trabajo me pedían que incluyese el estado civil...

      ¡Muy buena entrada! Me he reído mucho con los casos que has mencionado :). Espero que esos traductores se den por aludidos...

      Eliminar
    2. Nosotros también tuvimos asignaturas en las que con una falta ya estabas suspenso... No sé de dónde se habrán formado estos traductores.
      Puede ser que fuera por lo que me comentas, pero desde luego el "soltero (y sin compromiso)" estaba fuera de lugar.
      Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada :-)

      Eliminar
  4. Ay cómo me he reído con la foto de Pantene. Bueno, ahora en serio. Tienes toda la razón, y es increíble que aún la gente pueda presentar un CV de 19 páginas (o 4, vamos) y quedarse tan pancho.

    Otro punto que yo añadiría a tu ya de por sí completa lista es que el diseño importa y mucho, no es solo el qué sino el cómo. Un estilo que facilite la lectura (la letra debe ser del tamaño adecuado, no por hacerla más pequeña, meter más datos, y conseguir aunarlo todo en una hoja va a ser positivo, claro) e incluso añadir formas y colores (sin pasarse, algunos CV parecen un cómic y eso resta seriedad por muchos títulos que tengas).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayas reído, también era el objetivo de la foto ;-)

      Tienes toda la razón, olvidé comentar este punto, que también es muy importante. He visto algunos que te quitaban las ganas de leer, y la presentación es otro tema crucial. ¡Gracias por tu aportación! :-)

      ¡Un saludo!

      Eliminar